lunes, 23 de septiembre de 2013

¿Para qué el Teatro?


"Amo, estudio y enseño teatro porque este descansa en los cimientos comunes a todo el conocimiento humano: En la capacidad de explorar, de desear, saber y reflexionar. El Teatro escudriña el significado de la vida y el misterio de la inteligencia. En el proceso autor-actor se conjugan múltiples facetas que se combinan y nutren de todas las expresiones artísticas, hasta llevarlas con el aporte de la técnica y el proceso escénico al gran espectáculo. De ese proceso autor-actor nace el hombre personaje. Se crea la imagen, el gesto; brota la palabra con todos sus matices. La acción se  integra a los sentimientos. La expresión corporal toma el perfil definido y cabal de ese hombre personaje. (...) El teatro desarrolla la personalidad, da posibilidades de fortalecer la presencia; adquirir seguridad, firmeza al carácter, esencialidad de estilo y razón de ser".

Fragmento del discurso presentado por la extinta actriz Socorro Bonilla Castellón en la Universidad Católica Redentoris Mater de Managua en ocasión del lanzamiento del diplomado en artes teatrales.

No hay comentarios: