Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

La música como alimento

Con frecuencia, al venir al trabajo o a la salida, ya en la noche, se puede ver en DC a personas o grupos tocando o cantando buena música, con voces sorprendentes, en plena calle. Pensé muchas veces que era un lujo de la ciudad, algún plan de la municipalidad para denotar cuán cultos y cuánto valoran las artes y en particular al jazz. Pero también he visto a estos artistas en los dias extremos de calor o nieve, en algunas esquinas con la caja del instrumento abierta y, entonces recuerdo, la vez en que hicimos un ejercicio de opinión en mi clase de francés, para conversar sobre una fábula. Era, “La Hormiga y la cigarra” y en el grupo que me tocó yo opinaba por la hormiga. Ella, había sido previsora y había trabajado todo el año para tener alimentos de reserva y cuando el invierno llegó, la hormiga tenía todo el derecho de alimentarse y disfrutar de su trabajo realizado en el verano. En cambio, la cigarra, se la había pasado todos esos meses, cantando. No había recogido nada para los ti…

Entradas más recientes

Dormir caminando

Una cosa que ví

El desorden de la muerte

Conocer la Nieve

¿Para qué el Teatro?

Decálogo del artista por Gabriela Mistral

¿Quién envejece?

Noche de cuervos en Berlin

A cerca de las pobrezas

Reclamo de Negritud