martes, 11 de octubre de 2011

Reclamo de Negritud

África
-Aquí estuvo mi estirpe-
En esta tierra ajena de sí
que alguna vez fue nuestra casa-
Las cenizas rojas dibujan los cuerpos traídos
caracoles heréticos, talones arena blanca marfil
Costas de África y costas de América
-negritud de la memoria y el olvido-
afrenta o derecho excluyente
como ritual que eleva tambores
en la evocación de los volcanes
o la lava que esconden los lagos de Nicaragua
para ser un día escupida, liberada ...
Caribe de bananos, madera, azúcar, coco.
Mi seno se colma de negra leche viva,
¿necesito permiso?
Mi color es celebración del ritmo,
¿necesito más pruebas?
Como un zumbido es la boca de los necios;
y ante ellos opongo mi silencio negro,
mi sangre negra, mi cabello negro,
mi negra risa...

¡Permiso tengo!

1 comentario:

Tom Vital dijo...

Muito bom.Belo poema.