viernes, 18 de mayo de 2007

Vieja




Polvo gris de planetas extintos
se amontonan bajo la llama
tenaz
de este pobre fogonero...

Vieja galaxia palpita lejana

Diminuta fosforescencia sobrevive
a los desordenados cabellos del naufragio.

Todo es a estas horas.

Esta mujer y la historia que teje
tal como sucedió entonces
con sus recovecos, dobleces y arrugas...
mil veces resucitada y escrita
para quienes leen los ojos.

No hay comentarios: