domingo, 13 de abril de 2008

A propósito del montaje de Peer Gynt por A. Maravilla


Peer Gynt
“Sé tu mismo y bástate a ti mismo y que te baste ser como tú eres”

Lo que nos cuenta Peer Gynt
Por AW

Hace 140 años Henrik Ibsen escribió Peer Gynt. Una comedia de fino humor y filosofìa sobre un personaje aparentemente demasiado fanfarrón y ambicioso que sin importarle los efectos de sus acciones corre tras su autorrealización personal. Peer Gynt fue escrita en 1866 pero su reflexión humana es hoy día más vigente que nunca. El mimetismo cultural, la occidentalización de la juventud mundial es cada día más patente. Las estrellas de Hollywood o los cantantes de moda universalizados por el Mp3 y el Ipod son los ídolos de gran parte de la juventud aún en los lugares más remotos. Y a la vez vivimos cretinizados frente a preocupaciones genuinas sobre el mundo en que vivimos, sus valores y los cambios tan abruptos que nos toca enfrentar merced a la internacionalización de los modos de vida, el american way of life, y las pautas de consumo. El hombre más poderoso del mundo es el que esta más solo. El más feliz es el que menos necesita ¿será? Ibsen ciertamente nos advierte de esta terrible deshumanización futura con un siglo de antelación. Estamos saturados de alternativas de consumo, de amores virtuales y de calidades de vida fruto de créditos esclavizantes, pero estamos más solos que nunca frente a la enfermedad, la pobreza, o la soledad misma. Quizá no basten para nuestros Peer Gynts nicaragüenses 200 ó 1000 Solveig cuyo amor puro e incondicional nos redima de la carrera egoísta y megalómana del yo, tras él mismo. Llámese poder o aplauso.

No hay comentarios: